» » La misa de la carísima academia de catalán À Punt

La misa de la carísima academia de catalán À Punt

Publicado en: Articuls

Jesus-Corbi No hay dinero para combatir el coronavirus, pero sobran millones para catalanizarnos. Es un logro de Chimo Puig, Mónica Oltra y demás gentuza enloquecida con la inmersión. En la parásita À Punt no tienen más proyecto que catalanizar valencianos, y nuestros impuestos están a su disposición para envenenarnos y que, tras el adoctrinamiento, seamos sumisos a la futura Gran Cataluña hasta la Vereda del Reino. Esta pandilleja, que estaría en el paro, desean audiencia para justificar los millones de euros que queman y que faltan para los sacrificados profesionales de la Medicina y Fuerzas del Orden, mascarillas, medicamentos, etc.

Ahora, aprovechando el terror a la peste y los miedos ancestrales a la muerte y el más allá, algún pícaro de À Punt ha creído que ofreciendo misas en valenciano catalanizado podía matar varios pájaros de un tiro. La gente mayor, mareada por la situación y sin poder salir de casa, creerá escuchar la voz de Dios, cuando sólo es la del comisario con sotana de À Punt, un tal Jesús Corbí (ese nombre leo en la prensa) en una iglesia de Torrent. Hoy, 22 de marzo a la 10 de la mañana, he sintonizado por primera vez la vil À Punt para observar cómo actuaba este artista, y el peor pronóstico se ha cumplido: arcaísmos y catalanismos salían de los morros del comisario para cumplir la misión de À Punt: catalanizarnos para ser pasto de las ambiciones expansionistas de los catalanazis de Torra.

La iglesia de Torrent se contaminaba con los nosaltres, nosaltres, nosaltres, amb, amb, amb, segles,segles, segles, veure, veure, veure… El valenciano moderno, el de mis padres y abuelos, el del pronombre mosatros, la preposición en, el sustantivo sigle, el verbo vórer…, era escupido por el cura. Nosotros decimos «per mig» , no «per mitjà» que decía el sardanero ensotanado. En fin, ¿qué podemos esperar de una À Punt ideada para generar autoodio y la destrucción del pueblo valenciano?. Y menos mal que este Jesús Corbí no tiene nada que ver con aquel otro cura valenciano Jesús Corbí, cuya fama llegó hasta la otra punta de España (con perdón).

Jesus-Corbi-arcipestre

Vicent-Marza

Y todo sigue igual. Los valencianos mueren de coronavirus por falta de dinero para profesionales y material médico; pero la locura y despilfarro catalanista va viento en popa gracias a los benefactores de la Humanidad: Chimo Puig, Mónica Oltra y, especialmente, el feliz acaudalado conseller Vicent Marzà, mecenas del catalanismo con dinero de los impuestos.


Artícul en PDF